Obten tu RFC con la CURP

En este artículo te vamos a decir como obtener tu RFC con la CURP. Pero primeramente decir que CURP y RFC son dos conceptos que a últimas fechas han estado ligados de una u otra forma. Antes de ver como se han unido estas dos herramientas de identificación personal para los ciudadanos que radican en México, nos gustaría definirlas.

Por un lado, la Clave Única de Registro de Población es un instrumento de identificación que se le entrega a los habitantes de la República Mexicana, sin importar su sexo, raza o nacionalidad.

El principal objetivo de este programa consiste en permitirle a las autoridades locales, estatales y federales conocer la cantidad exacta de seres humanos que viven en un espacio determinado.

Otro instrumento además de la CURP que se usa para este fin, son los censos de población llevados a cabo por el INEGI.

En caso de que aún no lo sepas, la CURP surgió en 1996 como una iniciativa que planteaba acabar de una vez y para siempre con la infinidad de claves ciudadanas que se tenían en aquel entonces.

A lo largo de más de dos décadas, se han logrado deshabilitar varios de esos códigos, los cuales ya eran inclusive obsoletos en el momento en el que el Registro Nacional de Población (RENAPO) comenzó a enlistar a los ciudadanos.

La constancia de CURP es un trámite gratuito que se puede llevar a cabo en los módulos de atención ciudadana de este organismo, en las cabeceras municipales o en las delegaciones (Si vives en la Ciudad de México).

A grandes rasgos esta combinación alfa numérica contiene los datos presentes en tu acta de nacimiento. Por lo tanto, puedes emplear ambas de forma indistinta.

Durante el último semestre del año pasado, el entonces titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que la CURP sufriría algunos cambios estructurales, para mejorar sus sistemas de fiabilidad y de seguridad.

Entre las cosas que se le añadieron, podemos mencionarte la inclusión de un código QR, la leyenda “Soy México” y un extracto escrito que habla acerca del derecho a la identidad que cada ciudadano tiene.

En este sentido, la pregunta importante sería ¿Qué es lo que debo sacar, RFC o CURP?

RFC con CURP Gratis

RFC con CURP Gratis

En Internet, hay una amplia gama de sitios en donde se ofrecen calculadoras automáticas de tramite de RFC con CURP. Algunas de ellas son completamente virtuales, es decir, dichos cálculos se llevan a cabo directamente en sus portales. En tanto que hay otras páginas que te invitan a descargar programas gratuitos, para que el usuario ejecute la función de obtener “Mi RFC con CURP” desde el propio ordenador.

Por supuesto, nosotros de ninguna manera recomendamos la instalación de este tipo de software en tu computadora, puesto que puede incluir alguna clase de virus.

Otra de las desventajas de usar aplicaciones que no sean oficiales es que tal vez el resultado que obtengas luego del cálculo del RFC y CURP con Homoclave no sea el correcto.

Esto tiene que ver directamente con el hecho de que este tipo de programas no cuentan con el algoritmo oficial creado por el Servicio de Administración Tributaria, entidad que como sabes se encarga de generar todas las Cédulas de Identificación Fiscal (CIF) en México tanto para personas físicas como para personas morales.

Respondiendo al cuestionamiento que hicimos en el apartado anterior, debemos decirte que, aunque estas dos herramientas se complementan, sus usos son distintos.

A groso modo, la CURP únicamente sustituye a una copia certificada de tu acta de nacimiento. Sin embargo, el Registro Federal de Contribuyentes funciona para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pueda asignarte la cantidad de impuestos que debes pagar.

¿En qué momento de tu vida ocurre esto? Muy fácil, de acuerdo al código Fiscal vigente se sabe que toda aquella persona que comienza a laborar y por consiguiente a obtener una remuneración por el trabajo realizado, debe de darse de alta ante hacienda.

La composición básica del RFC para las personas físicas es:

– Las primeras cuatro posiciones tendrán que ser ocupadas de la siguiente manera: Primera letra y vocal interna del apellido paterno, primera letra del apellido materno y primera letra del nombre de pila*

* En el supuesto de que tu nombre sea compuesto y éste corresponda a “José” en el caso de los varones o “María” en cuanto a las damas, las autoridades fiscales tomarán inmediatamente la inicial del segundo nombre de pila.

También hay ciertas condiciones que debes conocer, que se realizan en el instante en el que se procede a calcular RFC con CURP SAT. Ninguna combinación de letras debe corresponder a una mala palabra, por ejemplo: “CACA”, suponiendo que el interesado responda al nombre de Carranza Cisneros Adalberto. En este escenario, el SAT cambiará la inicial del apellido materno por una letra “X”.

Lo mismo ocurrirá cuando la persona que deseen inscribirse no tenga más que el apellido paterno. En cualquiera de los dos casos, nuestro ejemplo anterior quedaría así:” CAXA”, basándonos en esa regla.

– Las siguientes seis posiciones corresponderán invariablemente a la fecha de nacimiento del ciudadano. Se coloca primero el año, después el mes y por último el día.

– La última parte del RFC está constituida propiamente por lo que todos conocemos con el nombre de Homoclave. Es decir, un conjunto de números y letras que es asignado por un algoritmo del SAT, con el propósito principal de evitar a toda costa la generación de Cédulas de Identificación Fiscal duplicadas.

En el siguiente subtema de este artículo, hablaremos a detalle acerca de cómo se debe realizar el registro de RFC con CURP.

Sacar RFC con CURP

Sacar RFC con CURP

Si en estos momentos estás terminando de estudiar, es posible que hayas leído algo acerca de cómo sacar la constancia de RFC con CURP.

Actualmente, cualquier persona que tenga a la mano su Clave Única de Registro de Población puede iniciar los trámites de preinscripción al RFC ingresando al portal en línea de este organismo descentralizado.

Entre las principales prerrogativas de optar por utilizar este camino virtual, es que evitarás hacer filas.

La verdad es que el tramitar mi RFC con CURP es una de las tareas más sencillas que puede llevar a cabo cualquier ciudadano, incluso si no tiene un manejo amplio de herramientas informáticas, puesto que lo único que necesitará será contar con una computadora que sea capaz de conectarse Internet (de manera inalámbrica o alámbrica) y saber utilizar un explorador web.

Suponiendo que ya tengas lista tu computadora, esto es lo que debes hacer:

– Inicia el explorador de Internet de tu preferencia y entra al buscador que más te agrade. En el lugar en donde se colocan los términos o palabras clave, deberás escribir SAT y presionar la tecla de “Intro” en tu teclado.

– Seguidamente tendrás que dar clic en el primer enlace que se muestre en la lista, pues éste corresponderá al portal oficial del Servicio de Administración Tributaria. Para mayor certeza, puedes verificar que hayas entrado a una web con conexión segura, si notas un candado de color verde a la izquierda de la dirección electrónica.

Otra manera de ingresar a esta página de Internet es colocando directamente lo siguiente en el espacio reservado para sitios web: www.sat.gob.mx

Siempre recomendamos que antes de realizar cualquier tipo de acción en una página a la que acabamos de ingresar, aguardemos unos instantes hasta que el contenido de la web se haya cargado por completo.

Esto evitará que se presenten errores de enlace y/o conexión.

¿Como sacar RFC con CURP?

Con el puntero de tu ratón ubícate encima de la palabra “Trámites”, misma que se ubica justo después de “SAT” dentro de la barra horizontal de herramientas que hallarás en todas y cada una de las páginas de este portal.

Dependiendo de la configuración de tu explorador puede ser que, al oprimir en ese link, la página cambie de inmediato a la nueva o bien se abra una nueva pestaña en la que te aparecerán todos los trámites y servicios que puedes llevar a cabo de manera virtual.

Pon la flecha del ratón encima de la palabra RFC y en “un suspiro” se mostrará en pantalla un menú con diferentes columnas y enlaces activos. Nos interesa la primera columna, o sea la que está marcada con el nombre “Inscripción”. Esta a su vez se encuentra dividida en Preinscripción y Búsqueda de Trámites.

No obstante, como lo que nos interesa es darnos de alta con la CURP, omitiremos de momento esas subdivisiones.

Como podrás ver, tienes a tu disposición dos alternativas: La primera de ellas corresponde a un “Simulador”. Es decir, una página en donde podrás practicar tu registro, sin el miedo que conlleva equivocarse dentro del cuestionario original.

En el momento en el que ya te sientas seguro, oprime la Liga de “Con CURP” y prepárate a iniciar este trámite.

– Coloca la Clave Única de Registro de Población, manteniendo activa la tecla de “bloqueo de mayúsculas” para que el sistema identifique claramente cada número y letra anotada.

Debajo de ese cuadro de texto aparecerá un captcha, acompañado de la leyenda “Por cuestiones de seguridad es necesario que capture los caracteres de la imagen”. Si por alguna razón, se te dificulta leer esa clave, puedes oprimir el botón de “actualizar” que aparece junto a ella para que se cargue un nuevo código.

Las personas que pueden obtener RFC con CURP SAT solamente son aquellas que no están obligadas a entregar facturas electrónicas. Es decir, los trabajadores asalariados o los que laboren por honorarios.

Esto significa que, llevando a cabo el registro en esta sección de la página, no tendrás que acudir a ninguna de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria, ya que en cuestión de minutos estarás en posibilidades de imprimir RFC con CURP en SAT.

Una cosa que debes hacer con sumo cuidado es colocar tu dirección fiscal correctamente. En otras palabras, esa será la ubicación física en donde las autoridades podrán ponerse en contacto contigo.

Entre los pasos que hay que completar, salta el hecho de tener que colocar el nombre de las calles que colindan con tu domicilio, así como una referencia para que tu hogar sea mucho más fácil de localizar (una tienda de abarrotes, un minisúper etc.).

Guarda tu Cédula de Identificación Fiscal en tu computadora, de que así estarás en posibilidades de reimprimir RFC con CURP, en caso de que lo necesites.

No olvides que el tipo de papel válido para estas operaciones son las hojas de papel bond blanco tamaño carta. Asimismo, son válidas las impresiones que se hagan en escala de grises.

El solicitar el RFC con CURP SAT, también es algo que puede hacer tu patrón, ya sea de forma individual o bien de manera masiva.

En dicho portal encontrarás una guía para aprender a llevar a cabo este tipo de registros, así como información complementaria que te ayudará a cumplir con tus obligaciones como contribuyente en tiempo y forma.

De cualquier modo, si te surge alguna inquietud o duda, no dejes de ponerte en contacto con los asesores del SAT, ya sea por medio del chat que aparece en la página o bien realizando una llamada telefónica.

Consulta de RFC con CURP

Consulta de RFC con CURP

Una consulta RFC con CURP SAT puede hacerse a través de Internet o acudiendo a cualquiera de las oficinas de esta dependencia. Obviamente, el camino más corto sería verificar estos datos usando un explorador de Internet.

Debes entrar a la página oficial del Servicio de Administración Tributaria, da clic en el enlace de “Trámites” y luego esperar a que se abra la ventana emergente.

Después pon el cursor del mouse encima de la palabra servicios y posteriormente accede al enlace de “Cédula de Identificación Fiscal”

En un santiamén llegarás a una nueva pantalla, que tiene una estructura un poco diferente a la que encontrarías en la de sacar RFC y CURP con Homoclave

La página en cuestión tiene por nombre “Acceso por contraseña”. En este lugar hay tres cuadros de texto, pero sólo dos se activan de manera automática. El primero de ellos se llama RFC y hace referencia a que el usuario debe poner su CIF completa.

No tendrás ningún inconveniente para hacer esto, ya que suponemos que si llegaste aquí sabrás cómo calcular RFC y CURP con Homoclave.

Luego pon la contraseña que te hayan dado en el SAT y oprime el botón de “enviar”. En dado caso de que hayas extraviado tu clave de acceso, podrás hacer clic en el link de “Olvidaste tu contraseña” y ahí el sistema te brindará los pasos para su total restablecimiento.

De igual forma, puedes ingresar al portal de trámites digitales utilizando tu firma portable. Algunos de los requisitos mínimos para activar este servicio es que cuentes con una dirección de correo electrónico registrada en el Buzón tributario.

Asimismo, los navegadores que funcionan de manera ideal con el portal del SAT son: Internet Explorer en su versión 10 o superior, Safari versión 6, Mozilla Firefox 30 o superior y Chrome 27 o superior.

Si tú eres de las personas a quienes les gusta utilizar más su teléfono móvil o una tableta en lugar de una computadora personal, te comentamos que también podrás acceder a este lugar desde cualquier smartphone, siempre y cuando estés utilizando un sistema operativo Android 4 o superior.

También para los iPhone en su sistema operativo iOS 7 o superior.

Obviamente también debes contar con conexión Wi-Fi o en su defecto contratar un plan de datos con el operador que te brinde el servicio de telefonía móvil, puesto que, si no cuentas con alguno de estos dos servicios, te será imposible acceder a Internet.

En caso de que te lo preguntes, la aplicación del SAT es completamente gratuita y además se puede descargar desde la tienda de aplicaciones de la “Manzana” o en Google Play Store.

Una vez que hayas entrado, aparecerá una pantalla en donde podrás imprimir o descargar tu CIF.

Es posible consultar esta información las veces que tú quieras, puesto que se trata de un trámite gratuito y también de un derecho que tiene todo aquel que se ha convertido en contribuyente.

Lo que más le interesa al SAT en estos momentos es que todas aquellas personas que van a ingresar al mundo laboral se registren lo antes posible dentro del sistema, para que en un futuro no tengan problema al momento de comenzar a realizar sus declaraciones.

Recordamos que, si tienes una empresa pequeña o mediana, lo más aconsejable es que contrates los servicios de un contador, puesto que el volumen de operaciones diarias puede ser considerable y sólo una persona calificada es la indicada para manejar esta clase de información.

De cualquier manera, si quieres aprender más acerca de la facturación electrónica, así como de otros servicios que se encuentran activos en el portal, puedes visitar la sección de guías, ya que en esos documentos vienen especificados todos los procedimientos que se deben hacer de acuerdo a la situación que se esté tratando en esos momentos.

El SAT también cuenta con un canal en YouTube, en el que hay varios vídeos disponibles, los cuales te servirán como guías prácticas.

RFC y CURP con Homoclave

RFC y CURP con Homoclave

En este subtema volveremos a mezclar CURP y RFC. La Homoclave fue creada para impedir que un registro de una persona física o bien de una moral fuera idéntico a otro.

Sé que quizás pienses que eso es imposible, pero hay que tomar en consideración que en México somos más de 110 millones de personas. Eso quiere decir que al menos habrá un individuo que cuente con la misma combinación de iniciales que nosotros, al igual que comparta nuestra fecha de nacimiento.

La Homoclave se comenzó a utilizar desde que la actual CIF recibía el nombre de “Registro Federal de Causantes” hace más de 50 años.

Aún con estas medidas de seguridad, se han llegado a presentar ciertos casos en los que ha aparecido la homonimia, que es precisamente de lo que hemos estado hablando. Es decir, que dos o más personas tengan exactamente la misma combinación de números y letras (al menos hasta la posición número 10 del RFC).

Hay otros códigos en la República Mexicana que toman como base la información que se muestra en las actas de nacimiento. Por ejemplo, la clave de elector.

A lo largo de los años, el gobierno ha intentado implementar distintas herramientas para ir eliminando de manera paulatina todas esas claves, para que a fin de cuentas solamente quede una activa: la CURP.

Desde el año de 2013, es posible sacar el RFC con la CURP, de la manera que ya explicamos.

Sin embargo, no hemos tenido ocasión de decirte cómo es la estructura de la Clave Única de Registro de Población. Estamos convencidos que una vez que hayamos terminado esta exposición, te será mucho más fácil distinguir los componentes del RFC y CURP SAT.

Imagina que nos encontramos en el último lustro del siglo pasado. Concretamente en el 96. A finales de ese año el Ejecutivo Federal dio a conocer a través del Diario Oficial de la Federación que todas las personas que vivieran en México tendrían que registrarse en un nuevo instrumento de identificación.

Dicho de otra manera, la CURP podría ser solicitada tanto por mexicanos (por nacimiento o por naturalización) y por extranjeros radicados legalmente en el país, ya que el principal objetivo de esta herramienta es la de conocer la densidad poblacional de cada entidad federativa.

En aquellos tiempos, no muchas personas tenían acceso a Internet, ni tampoco el volumen de información que se manejaba en la red sería comparable con los datos que se manejan ahora.

Por lo tanto, la única manera de quedar inscrito en la CURP era acudir a cualquiera de los módulos de atención o bien ser dado de alta de forma progresiva. Esto último se sigue haciendo, ya que algunas veces son las secretarías quienes llevan a cabo los trámites para adicionar a nuevos individuos a esta base de datos.

El organismo federal más activo en este sentido es la Secretaría de Educación Pública, quien se encarga de verificar la identidad de cada uno de los alumnos que se encuentran inscritos en los planteles de educación básica.

A continuación, pondremos un ejemplo de una Clave Única de Registro de Población:

Supongamos que una mujer nacida el 30 de marzo de 1990 acude a un centro de atención del RENAPO, para tramitar esta herramienta de identificación personal. Ella responde al nombre de Marianela Martínez Mendoza y nació en la Ciudad de México.

En tal caso, los primeros dos elementos de la clave serían MA, ya que se debe colocar la inicial del apellido paterno y la primera vocal interna del mismo.

Luego la letra M, que a su vez es la inicial del apellido materno.

La última grafía que está vinculada con el nombre es de nueva cuenta una M, sólo que ésta corresponde al nombre de pila.

Seguidamente se pone la fecha de nacimiento en un formato de seis dígitos empezando por el año: de ese modo quedaría expresado así: 000330.

El siguiente elemento que no puede faltar es el género al que pertenece la solicitante. Aquí ocurre algo bastante extraño, pues en otros países cuando se hace referencia al sexo de la persona se coloca la letra “F” como abreviatura de Femenino y “M” como síntesis de Masculino.

Sin embargo, en la República Mexicana el sexo se expresa con una letra “M” si es mujer y una letra “H” si es hombre.

Posteriormente se tendría que poner la abreviatura de la entidad federativa en donde la persona fue registrada. Es decir, el estado en el que se ubica el original de su acta de nacimiento. Una vez más, nos toparemos con una incongruencia, ya que la abreviatura que le correspondería a la solicitante sería D.F.

A partir de este año, ya no se le conoce a la capital del país como Distrito Federal, sino simplemente como “Ciudad de México. No obstante, la abreviatura sería CDMX lo que implicaría que se tendrían que usar cuatro posiciones en vez de dos. Por tal motivo, se seguirá colocando “DF”.

Las casillas que siguen deberán ser llenadas por las primeras consonantes internas del apellido paterno, materno y nombre.

Los últimos dos dígitos que complementan a la CURP, corresponden a la Homoclave del RENAPO, así como a un número verificador. Para las personas que nacieron en el siglo XX, estos números pueden ir desde el 01 hasta el 99.

No obstante, para las personas que ya forman parte del nuevo milenio. Es decir que nacieron a partir del año 2000, los números fueron sustituidos por letras del alfabeto, pudiendo crearse combinaciones que van desde la doble A hasta la doble Z.

Consultar e imprimir la CURP es sumamente sencillo, ya que el Registro Nacional de Población ha creado una página en donde cualquier persona puede obtener una copia de su constancia con tan sólo ingresar tus datos correctos en el formulario.

Si nos ponemos a analizar el hecho de que los jóvenes prefieren utilizar la Internet en lugar de los canales tradicionales, podemos darnos cuenta de que la reunión del RFC y CURP RENAPO para que éstos se den de alta, ha sido todo un éxito.

Reimprimir RFC con CURP

Reimprimir RFC con CURP

Reimprimir el RFC con el CURP es un concepto que a veces no se entiende correctamente, pues la gente piensa que esta acción solamente tiene que ver con conseguir una copia digital de la Cédula de Identificación Fiscal, cuando esto no es del todo cierto.

Tal vez podamos sonarte un poco reiterativos, pero no queremos que olvides que las únicas personas que pueden sacar el RFC con CURP, son aquellas que no están obligadas a facturar.

Como ya vimos, la metodología de obtener un RFC con CURP por Internet es bastante fácil y veloz de llevar a cabo, pues con tan sólo unos cuantos clics, estarás en posibilidades de transferir esa información a una hoja de papel sin la necesidad de salir de tu lugar de trabajo o de tu domicilio.

Los creadores de páginas en donde se realizan trámites gubernamentales se encargan de hacer que el llenado de los formularios sea lo más claro y rápido posible.

Inclusive, algunos de los campos del cuestionario para inscribirte en el RFC con CURP del SAT, vienen acompañados de unos círculos en donde se puede ver un signo de interrogación. El usuario al pasar el puntero del ratón sobre estos objetos, recibirá información complementaria para que la colocación de su información personal sea la adecuada.

De acuerdo a varias opiniones vertidas por parte de nuestros usuarios, hemos podido saber que un amplio porcentaje de la población, desearía que el RFC y CURP RENAPO, se pudieran utilizar en la obtención de otros trámites.

Lo que ya es una realidad es que con la Clave Única de Registro de Población es posible registrarte en el seguro popular.

En caso de que aún no lo sepas, este programa impulsado por el Gobierno Federal, agrupa a todas las personas que no forman parte ni del ISSSTE, ni del IMSS, permitiendo que tengan asistencia médica sin costo.

¿Como imprimir mi RFC con CURP?

– Debes ser persona física, dado que las personas morales no obtienen CURP.

– Entra al portal oficial del Servicio de Administración Tributaria y haz clic en la palabra “Trámites”.

– Después pon el mouse sobre la palabra “Servicios” y haz clic en el renglón de “Cédula de Identificación Fiscal”.

– No hay forma de que ingreses a esta zona de la página de este organismo, si aún no cuentas con tu firma digital portable o con la CIEC (también conocida como contraseña actualizada).

– Llena los datos que se te solicitan y oprime el rectángulo azul que contiene la palabra “Enviar” en color blanco.

– Se abrirá una ventana en donde podrás visualizar claramente un archivo digital que contiene tu RFC con Homoclave. El último paso consiste en encender la impresora y dar clic en el icono de “Imprimir”.

Únicamente serán válidas las impresiones que se hagan en hojas de papel bond blanco tamaño carta en escala de grises.

Te recomendamos:

Obten tu RFC con la CURP
4.8 (95%) 4 votes

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *